Las lineas axiatonales
 
Las líneas axiatonales son los meridianos que pasan a través del cuerpo. No son sólo verticales, A pesar de que los acupunturistas y personas semejantes, tan solo ven la parte vertical de ellos. Cuando dos o más de estas líneas se juntan, generan un vórtice, y de ése salen las líneas horizontales.  Y estas líneas pasan a través del cuerpo. No vienen del cuerpo —son infinitas en naturaleza, Es como si vinieran de todas parte; ellas están en todas partes. Ellas son nuestro enlace directo con el infinito. Al activarlas, en sanación son la verdadera dimensión de la sanación y reconexión con nuestra esencia
Originalmente los meridianos de nuestro cuerpo (también conocidas como líneas de acupuntura) estaban conectados a las líneas de cuadrícula que rodean el planeta y se cruzan en puntos de poder reconocido como Machu Picchu por ejemplo. Estas líneas se pretenden continuar a cabo y nos conectan a una red mucho más grande, la vinculación con nosotros en el universo entero.
Cada uno de nuestros cuerpos tiene su propio conjunto de líneas energéticas y los puntos y, aunque sólo quedan restos de lo que fueron, estas líneas y los puntos de continuar sirviendo como nuestra interfase con el universo: un canal que facilita nuestra comunicación de la energía, la luz y la información entre grandes y pequeños, el macrocosmos y el microcosmos, el universo y la humanidad.
En un momento en el tiempo, la humanidad se desconectó de estas líneas y perdió la plenitud de nuestra conexión inherente con el universo, distanciándonos de nuestro índice previamente rápido y expansivo de la evolución. La Reconexión trae "nuevas" líneas axiatonales que nos vuelva a conectar en un nivel más potente y evolucionado que nunca. Estas líneas son parte de una red intemporal de la inteligencia, un sistema paralelo-dimensional que dibuja la energía básica para las funciones de la renovación del cuerpo humano.
"La sanación no es el «cómo» o el «por qué», no es una receta.
Es un estado de ser.El amor se vuelve eso. Y eso se vuelve amor, y eso es el sanador. Tú eres al mismo tiempo el observador y el observado, el amor y el amado, el sanador y el sanado. Hazte uno con la otra persona, y entonces sánate a ti mismo. En tu propia sanación, sanas a los demás. Y en la sanación a los demás, te sanas a ti mismo. Reconecta. Sana a otros; sánate a ti mismo. Algunas cosas son difíciles de explicar; los milagros hablan por sí mismos." Eric Pearl .
 
Maria de los Angeles Acevedo Sojo
Terapeuta Oficial de la Reconexión


@s

Powered by FerozoSite